Artículos

Aplicación de Ultrasol®ine K Plus mejoró el peso de la fruta del melón en Tailandia

 El yodo (I) debería ser considerado un micronutriente vegetal. Esa es la conclusión principal de Kiferle et al., 2021.  En ese artículo se publicó la presencia e identidad de proteínas yodadas naturales en plantas superiores, lo que no había sido descrito nunca antes. Se han identificado ochenta y dos proteínas yodadas que participan en procesos biológicos importantes en plantas superiores. En forma similar a la deficiencia de cualquier otro nutriente vegetal, se prevé que una deficiencia de yodo cause pérdidas de rendimiento.

En cultivos fertirrigados y protegidos, desarrollados en un entorno de producción comercial, la deficiencia de yodo puede ocurrir cuando la presencia de yodo en la solución nutritiva está por debajo de un valor objetivo de suficiencia.  En sistemas de cultivo de cobertura intensivos y fertirrigados, la solución nutritiva y el agua de riego son las principales fuentes de yodo.  Esta deficiencia se manifestará en forma de un desarrollo subóptimo de las raíces o las hojas, una floración más tardía, un menor crecimiento de los frutos y una menor apropiada capacidad de respuesta al estrés, lo que se traduce en un menor rendimiento en comparación con un cultivo al que se le ha suministrado suficiente yodo en la solución nutritiva.

El melón de la variedad “Barabee” se cultivó en suelo, en invernaderos de túnel de plástico de 128 m2 en un ciclo de 75 días desde la siembra.  El agricultor no aplicó productos de protección vegetal durante el desarrollo del cultivo.  Se aplicaron fertilizantes solubles en agua diariamente.  La solución nutritiva se preparó a partir de fuentes de fertilizantes puros en una solución madre concentrada, con tanques de almacenamiento separados para cada túnel (300 plantas/túnel).  En la solución nutritiva se mantuvo un pH de 6-6,5 para todas las etapas del cultivo.  La CE se adaptó a la etapa del cultivo, comenzando con 1,2 mS/cm hasta la floración, 1,5-1,8 mS/cm desde la floración hasta el enmallado del fruto y 2,5-3,0 mS/cm desde el enmallado del fruto hasta la cosecha.  La concentración de potasio en las mismas tres etapas aumentó de 1 mmol K/L a 2 mmol K/L y finalmente a 7 mmol K/L, y fue aplicada con nitrato de potasio (KNO3) como la fuente principal de K, enmendado con K de fórmulas NPK y sulfato de potasio en la fase de fructificación.  Durante toda la temporada se aplicaron 340 kg de KNO3/ha. El KNO3 en el túnel de control se aplicó con Ultrasol® K Plus, mientras que en el túnel de ensayo se utilizó Ultrasol®ine K Plus para preparar la misma composición de solución nutritiva.

Se analizó la concentración de yodo en el agua de riego no tratada y en la solución nutritiva de los goteros del invernadero de control y se encontró que estaba entre 0,14 - 0,16 μmol I/L, lo que está por debajo de la cantidad mínima de 0,2 μmol I/L en la solución hidropónica de Arabidopsis thaliana, aplicada para remediar la deficiencia de yodo en los ensayos científicos de Kiferle et al., 2021.  Ultrasoine K Plus elevó eficazmente la concentración de yodo en comparación con la solución nutritiva en el túnel de ensayo y esto dio como resultado el doble de concentración de yodo en las hojas del túnel de ensayo, en comparación con el cultivo de control (Figura 1).

El crecimiento vegetativo fue comparable entre los dos túneles.  Sin embargo, el agricultor informó de un desarrollo más lento de infestación por oídio en el túnel donde se aplicó Ultrasol®ine K Plus.  En la cosecha, se midió y pesó una muestra representativa de veinte frutos por invernadero.  Se encontró un mayor rendimiento promedio (+11%) en el túnel de ensayo con aplicación de Ultrasol®ine K Plus comparado con el control (Figura 2).  La mejora de la calidad y el rendimiento de los frutos al prevenir la carencia de yodo con Ultrasol®ine K Plus puede explicarse por una producción más eficiente de carbohidratos para llenar los frutos.

 


Figura 1.  Desarrollo del cultivo recibiendo Ultrasol® K Plus en el control o Ultrasol®ine K Plus en el túnel de ensayo.  Las hojas del cultivo de ensayo contenían el doble de yodo en comparación con el control.  DDS= Días Después de la Siembra

 


Figura 2.  Con Ultrasol®ine K Plus, frutos más grandes y más pesados dieron como resultado un rendimiento de frutos de melón en Tailandia +11% mayor, por frutos más grandes y de mayor peso. La media de ambos parámetros son estadísticamente significativas mayor para Ultrasol®ine K Plus (Wilcoxon-Mann-Whitney m=n=20, p<0,05).