Los productores de cítricos Egipcios se benefician con la aplicación foliar de nutrientes

Egipto ha llegado a ser un importante exportador de cítricos, lo cual ha incentivado nuevas plantaciones en extensas áreas. Los mercados de exportación incluyen a la Unión Europea, Emiratos árabes Unidos, Arabia Saudita, Jordania, el bloque de países del Este y países del lejano oriente tales como China, Malasia, Tailandia, Corea y Japón. Sin embargo la exportación viable, requiere de características de alta calidad tales como frutas sin marcas, alto contenido de jugo, buena relación entre pulpa y cáscara, y deseable relación entre sólidos solubles y acidez. Por lo tanto, en Egipto obtener la mejor calidad y buenos estándares de producción representa un nuevo desafío para los agricultores quienes están acostumbrados a un mercado local menos exigente, pero remunerativo. La variedad Valencia es el principal tipo de cítrico cultivado y la que es de mayor interés para exportación (Fig. 1).

Figura 1. árboles de la variedad Valencia espaciados a 7x5 m2 en Wadi Natroon, Egipto.

La conversión a una plantación más intensa representa una oportunidad. En estos huertos, el rendimiento es cercano a 16MT por 4.200 m2 (un feddan) pero 30 MT por feddan se consiguen con facilidad por los productores quienes idealmente fertilizan y riegan este cultivo. También tienen un impacto manifiesto en la producción, el porcentaje de exposición diaria del follaje a la luz solar, y la relación apropiada entre el área del follaje y la superficie de la tierra.

A pesar que los productores se benefician de los programas diseñados a medida con fertilizantes líquidos y sólidos provisto por Centech, Yara Egypt, y MSF, se pueden conseguir mejoras en calidad y productividad mediante un programa adicional de fertilización foliar.

El tratamiento de aspersión en la pre-floración con urea con bajo contenido de biureta (1 kg por 100 l) aumenta la intensidad de floración y por consiguiente el rendimiento. Las aplicaciones de Ultrasol® K o Agromore 6-6-43 (específicamente nitrato de potasio) cuando las frutas están entre 15 a 25 mm de diámetro, tienen el beneficio específico de aumentar el tamaño de la fruta. Los productores aplican Ultrasol® K como una aspersión de cubrimiento completo en una concentración de 3%. Una dosis de 4% generalmente resulta en quemadura de la punta de la hoja. También se ha notado, como resultado de aspersiones, menor hendido de la fruta (se manifiestan líneas de "indentación" en la sub-epidermis cuando la cáscara de la fruta es delgada) y menor partidura (asociado a problemas de desarrollo de la pared celular). Las aspersiones (1 kg por 100 l) de Ultrasol® Calcium (específicamente nitrato de calcio) también reduce la incidencia de partidura y arrugamiento de la cáscara de la fruta. En Egipto, se recomienda, debido a que el pH excede 7,3, la aplicación de una mezcla de micro-elementos (Ultrasol® micro Rexene® o Tenso Cocktail). Se debiera aplicar dosis de al menos 500 g por 100 l. Los resultados de análisis son particularmente importantes para determinar la necesidad de tales aspersiones. La cantidad suficiente de potasio en árboles es generalmente difícil de conseguir mediante la fertirrigación; especialmente en frutas de calidad superlativa debido a su muy alta necesidad relativa de potasio (Fig. 2).

La deficiencia de micro-elementos en la variedad de naranja Valencia se observa comúnmente si no se aplica mediante la raíz continuamente (Fig. 3). Fe-EDDHA, Cu-EDTA, Mn-EDTA, Zn-EDTA, ácido bórico y molibdato de amonio son los compuestos para asegurar el éxito. La combinación de aspersión foliar con una aplicación al suelo bien balanceada y completa provee una clara oportunidad para aumentar la producción y calidad de cítricos para los productores Egipcios. Se han detectado nuevas demandas en la calidad la fruta debido a la necesidad de exportar.


Figura 2. Uso de N, P, K, Ca y S de la fruta desde la fructificación hasta la cosecha de la variedad Valencia (Oosthuyse, 2002). El nitrato de potasio es mejor para proporcionar el requerimiento completo de K que el sulfato de potasio o cloruro de potasio, ambos en aspersión y en fertirrigación.

Figura 3. Deficiencias de Fe y Zn desarrolladas en árboles jóvenes de la variedad Valencia debido a una interrupción temporal de la aplicación de micro-elementos.

Artículos Relacionados