Las plantas de alfalfa alimentadas con nitrato de potasio fueron más tolerantes a la sal

La interacción entre los efectos de la concentración del nitrato (NO3) y el cloruro de sodio (NaCl) en el crecimiento, relaciones hídricas, contenido de nitrógeno (N) y fijación del nitrógeno fueron investigadas en la alfalfa (Medicago sativa L. cv. Magali).

Las plantas fueron cultivadas en forma hidropónica en una cámara de crecimiento, en presencia o ausencia de 3 mM de nitrato de potasio (KNO3), y expuestas a diferentes concentraciones de NaCl.  Durante los primeros 20 días, es decir, antes de la aparición de los nódulos, la solución de nutrientes fue complementada con 2 mM de urea.  Después de este período, la plantas fueron transferidas a una nueva solución de nutrientes sin N o con 3 mM de nitrato de potasio (KNO3), una concentración que inhibe completamente la nodulación (Serraj et al., 1992. J. Plant Physiol.140: 366-371).  En esta etapa, las plantas fueron expuestas a salinidad agregando NaCl al medio de cremiento (concentración final 0, 25, 50 o 100 mM).

El incremento en salinidad resultó en una significativa disminución de biomasa de brote (Figura 1) y raíz, contenido de agua y potencial hídrico relativos.  Las plantas de alfalfa que fijan N2 son más sensibles a la sal que las plantas alimentadas con NO3, que con KNO3.  La actividad de nitrogenasa medida por actividad de reducción del acetileno estuvo sustancialmente inhibida por el NaCl, y esta inhibición estuvo significativamente correlacionada con la inhibición del crecimiento de brotes y el contenido total de N.

Figura 1.  Efecto de la concentración de NaCl en el crecimiento de los brotes de alfalfa en presencia (KNO3) o ausencia (control) de 3 mM KNO3.

Autor

Serraj, R. and J. Drevon. 1998. Effects of salinity and nitrogen source on growth and nitrogen fixation in alfalfa. Journal of Plant Nutrition, 21 (9): 1805-1818 .

Productos relacionados