Artículos

La aplicación foliar y al suelo de nitrato de potasio mejora el rendimiento y la calidad de frutos de tomate bajo condiciones de salinidad

Se realizó un experimento en maceta con plantas de tomate (Solanum lycopersicum L.) para descubrir cómo mejorar su rendimiento y calidad bajo condiciones de salinidad. El experimento se llevó a cabo en un invernadero en Pakistán para estudiar los efectos de distintas dosis de nitrato de potasio y modos de aplicación en tres tratamientos de salinidad (0, 7,5 y 15 dS/m, inducidos mediante un incremento en la dosis de NaCl). Se aplicó nitrato al suelo (0, 3,3 y 6,6 mmol/kg) o como aspersión foliar (4,5 y 9 mM). Todas las combinaciones de tratamientos se realizaron en cuatro cultivares: 2 genotipos de tomate de campo tolerantes a la sal (Indent-1 y Nagina) y 2 sensibles a la sal (Peto-86 y Red Ball). Las plantas de tomate, al llegar a la etapa de 5 hojas, fueron trasplantadas a macetas que contenían 12 kg de tierra arenosa-limosa recogida del terreno. Se aplicaron las dosis recomendadas de fertilizante de N (210 kg/ha) y P (125 kg/ha), además de tomó en cuenta la cantidad de N aplicada en forma de KNO3. No se aplicó en forma adicional fertilizantes de Ca, Mg, S o B, ya que el contenido básico de estos nutrientes contenidos en el suelo era suficiente para sustentar el crecimiento de las plantas de tomate. El experimento fue diseñado en un bloque completamente al azar con 3 repeticiones, utilizando una distribución factorial.

La aplicación de KNO3 en dosis crecientes produjo un incremento en el rendimiento, tanto respecto del peso como del número de frutos, sin importar el modo de aplicación, en ausencia de estrés por salinidad. El nitrato de potasio también dio como resultado un mayor tamaño del fruto. Por lo general, al incrementar el estrés salino (7,5 y 15 dS/m), da como resultado un rendimiento notoriamente menor. Esto se debe principalmente al tamaño del fruto, el que disminuye a medida que aumenta la salinidad. Por el contrario, el tamaño del fruto aumentó a medida que se aumentaba la concentración de nitrato de potasio.

Para aquellas plantas expuestas a la salinidad, el KNO3 mitigó los efectos negativos de la salinidad y, según la dosis, dio como resultado un incremento del tamaño y rendimiento tanto de las plantas tolerantes como aquellas sensibles a la sal, en comparación a los grupos con tratamiento de control respectivos. Sin embargo, en suelos con diferentes niveles de salinidad, los genotipos tolerantes a la sal mantuvieron un mejor crecimiento y mayor rendimiento que aquellos genotipos sensibles a la sal y demostraron una mejor respuesta a los tratamientos con KNO3. El contenido de sólidos solubles totales, la acidez valorable, el pH y contenido de materia seca en los frutos mejoraron significativamente tanto con el incremento de la salinidad como con la aplicación de nitrato de potasio.

Se puede concluir que el uso de genotipos de tomate tolerantes a la sal y un incremento en la aplicación del nitrato de potasio, ya sea mediante la aplicación foliar o en el suelo, pueden ser usados como una aproximación efectiva para utilizar suelos con algún grado de salinidad en la producción de tomates.

Autor

Amjad, M., J. Akhtar, M. Anwar-Ul-Haq, S. Imran and S.E. Jacobsen. 2014. Soil and foliar application of potassium enhances fruit yield and quality of tomato under salinity. Turkish Journal of Biology, 38: 208-218.

Artículos Relacionados