Artículos

Un ingreso neto adicional de 14% con el programa de SQM en uva de mesa Flame Seedless en Sonora, México

La fertilización en cultivos perennes tales como las uvas, requiere de atención extra porque la planta necesita acumular reservas para el 
desarrollo de las ramas que cargarán frutos en el próximo ciclo. Se desarrollaron dos fórmulas: Ultrasol® Vegetativo 8,4-10-22-9,3 (MgO) + micronutrientes y Ultrasol® Generativo 3-7-33-8 (MgO) + micronutrientes para satisfacer tanto las necesidades del cultivo postcosecha, como durante la floración, el cuajado y la maduración del fruto. Comparado con las prácticas de los agricultores, se logró un incremento consistente del rendimiento de más de 1 TM/ha en la temporada 2018/2019. La cantidad y peso de los racimos fue mayor después de aplicar el programa SQM, pero también mejoraron considerablemente los parámetros vegetativos antes de la floración y las cualidades de la fruta, tales como la intensidad del color y del sabor.

El cliente definió los objetivos de este ensayo. Requirió que diera como resultado un desempeño superior del cultivo para cumplir con un mayor potencial de rendimiento de más y mejor calidad de los racimos. Al mismo tiempo, requirió que el programa fuera fácil de aplicar. Un objetivo adicional, desarrollado por Juan Palma Mendoza y Juan P. Berríos, fue calibrar la aplicación del software “CalQ Open Field”, la cual fue probada en Latinoamérica con el fin de perfeccionar la herramienta para el uso de desarrollo de recomendaciones sobre la utilización de los productos de especialidad de SQM en la práctica agrícola. 

La aplicación CalQ "Open Field" es una herramienta fácil de aplicar que ahorra tiempo y que todos nuestros agrónomos de campo pueden instalar en su tableta, teléfono celular o PC. El desarrollador de mercado de SQM, Juan Palma Mendoza, brinda capacitaciones sobre cómo usar esta aplicación para nuestros compañeros técnicos de ventas.

Para alimentar CalQ Open Field con la información requerida, el equipo de ventas de SQM México reunió información sobre el cultivo de la uva en el desierto de Sonora, México. Recopilaron e interpretaron análisis de suelo, análisis de nutrientes en el tejido de las hojas e hicieron un diagnóstico sobre las prácticas actuales de los agricultores.

El cultivo de uvas de mesa en el desierto requiere especialmente un alto suministro de K, N y Mg. Los suelos alcalinos limitan la absorción de micronutrientes tales como Zn y Fe. Los mayores desafíos para los productores en la región son los balances negativos de nutrientes en el suelo y el agotamiento de materia orgánica, manifestado como una baja eficiencia del uso de nutrientes y deficiencias nutricionales. Se encuentra con frecuencia una deficiencia de K, B, Zn y Fe. 

Las dos fórmulas de Ultrasol® específicas para dos etapas se desarrollaron en excelente colaboración entre el Gerente de Desarrollo de Mercado Juan Palma Mendoza, el equipo de SQM México en la región de Hermosillo (Juan P. Berríos, Julio Soto y Jesús Valdez) y clientes locales. Una combinación de conocimientos científicos, experiencia en el cultivo de la uva y la flexibilidad de las plantas de mezclado de México ayudaron a mejorar considerablemente la calidad de las prácticas de fertilización de los agricultores. Con la introducción de fórmulas NPK básicas combinadas con la aplicación del software Cal Q Open Field, ahora es más fácil para los agrónomos de SQM adaptar programas de nutrientes.

Con una buena comprensión de estos desafíos, SQM México desarrolló exitosamente un programa que contiene dos fórmulas específicas para cada etapa, para proporcionar al cultivo un buen equilibrio de nutrientes provenientes de fuentes de alta calidad durante la temporada de crecimiento. Ultrasol® Vegetativo 8,4-10-22-9,3 (MgO) + micronutrientes y Ultrasol® Generativo 3-7-33-8 (MgO) + micronutrientes (Tabla 1). Además de proporcionar una cantidad óptima de nutrientes para cada etapa del cultivo, Ultrasol® Vegetativo y Ultrasol® Generativo proveen acidez. Su aplicación reduce el pH en la zona de la raíz, lo cual mejora la disponibilidad de fosfatos, Zn y Fe, y ayuda a controlar el pH de la mezcla del tanque usada para la fertirrigación.

La solicitud del agricultor para facilitar la aplicación fue también solucionada con el diseño de estas fórmulas en combinación con la aplicación CalQ Open Field. Las dos fórmulas Ultrasol® reducen la necesidad de manejar muchas fórmulas genéricas diferentes, como es el caso de la práctica tradicional. Los beneficios para el agricultor son menores costos de mano de obra y la prevención de errores comunes al mezclar la solución de nutrientes. Además, la identificación en el almacenamiento de los fertilizantes permite un mejor control de las existencias en la bodega del agricultor.

Como es costumbre en SQM México, los programas con Ultrasol® Vegetative y Ultrasol® Generative fueron probados en un ensayo de demostración en parcelas agrícolas de 7,2 ha por tratamiento. El campo estaba localizado en la ciudad de Guaymas, región de Hermosillo, en el desierto de Sinaloa, México. Un programa con ambas fórmulas de Ultrasol® fue comparado con la práctica habitual de los agricultores (Tabla 1). La práctica de los agricultores incluía fertilizantes puros, tales como MKP, nitrato de potasio, nitrato de magnesio, nitrato de calcio y productos de N, P, K y Ca de alto costo en base a extractos de plantas y/o algas y formas oxidadas de micronutrientes. Durante los ensayos, se organizaron visitas a terreno y exhibiciones en terreno para mostrar los beneficios de la aplicación de Ultrasol® Vegetativo y Ultrasol® Generativo.

Tabla 1. Programa de SQM incluyendo Ultrasol® Vegetativo (8,4-10-22 + 9,3 MgO + mn) y Ultrasol® Generativo (3-7-33 + 8 MgO + mn) y nutrientes aplicados, en comparación con la práctica habitual de los agricultores. Ultr. = Ultrasol®. Las fórmulas de SQM contienen micronutrientes quelados: Zn EDTA, Fe EDDHA / HBED, Mn EDTA, Cu EDTA y, de acuerdo con las necesidades de la planta, se aplicó Fe, Mn y Zn adicional con Ultrasol® micro Rexene® XQ-58, Mn-13 y Zn-15. El calcio es proporcionado adicionalmente por el nitrato de calcio con Ultrasol® Calcium. En el programa SQM se realizaron 3 aplicaciones postcosecha adicionales con Ultrasol® PK (2-36-32) a 6-8 kg/ha por aspersión foliar.

*Entre otros, nitrógeno orgánico (16% N), nitrato de potasio, MKP, Phophos 20, Pro K 30, nitrato de magnesio, nitrato de calcio, calcio 880.

Figura 1. Vista de los dos sectores en el momento de la aplicación de la fertirrigación postcosecha con Ultrasol® Vegetativo 8,4-10-22-9,3 (MgO) y Ultrasol® Generativo 3-7-33-8 (MgO) en 2018, al comienzo del ensayo. En el sector SQM se desarrolló un mayor número de ramas, cuantificadas como el peso de ramas podadas en los sectores: 1,4 kg SQM (foto izquierda), 0,6 kg para la práctica habitual de los agricultores (foto derecha).

Resultados destacados

El ensayo en la región de Hermosillo en la temporada 2018/19, comenzó con aplicaciones postcosecha (Figura 1, Tabla 1). En el tratamiento SQM, adicionalmente a la fertirrigación en ese período, se realizaron 3 aplicaciones con Ultrasol® PK (2-36-32) a 6-8 kg/ha por medio de aspersión foliar a intervalos semanales. Los análisis de las reservas radiculares mostraron una clara respuesta a la aplicación postcosecha de las fórmulas Ultrasol®, pronosticando un mayor potencial en la formación de brotes y frutos. La concentración de arginina - un importante aminoácido almacenado en las raíces – al 4,3% en materia seca de raíz en la parcela SQM, se incrementó en un 59% en comparación con el testigo (2,7%), y adicionalmente estas raíces contuvieron 26% más de materia seca y 17% más de almidón. El cultivo mostró una clara respuesta visual en la brotación a la aplicación postcosecha de Ultrasol® Vegetativo y Ultrasol® Generativo en 2018 (Figura 2).

Esto dio como resultado un rendimiento más alto (Figura 3), registrado en las parcelas de 7,2 ha del agricultor, quien también proporcionó detalles sobre los costos y precios de los fertilizantes recibidos para la cosecha. Se cosechó un mayor número de cajas de las parcelas que siguieron las recomendaciones de SQM (Tabla 2). Al mismo precio por caja, se recibió un ingreso 10% mayor por la cosecha. Adicionalmente, mejoró el sabor de la fruta debido a una mayor relación sólidos solubles : ácido. Esta relación fue de 22 en el programa SQM comparado con 19 en la práctica habitual de los agricultores. Esto es importante para un mercado exportador, en el cual una alta calidad del producto mejora el éxito de los productores para obtener buenos contratos con los comercializadores.

Debido al menor costo del programa SQM comparado con la práctica habitual de los agricultores, la diferencia en ingreso neto para el agricultor entre los tratamientos fue aún mayor: 14%. El muchísimo mayor costo para el tratamiento habitual de los agricultores se debió principalmente al uso de fertilizantes N, P, K y Ca derivados de extractos de plantas o algas, que se venden a un precio mayor por kg de nutriente aplicado. Por ejemplo, por unidad de N, P2O5 o CaO por kg de fertilizante, el costo de las fuentes orgánicas fue 13-30 veces más alto comparado con las fuentes minerales. El costo del potasio (en unidades K2O/kg de fertilizante) aplicado con Pro K es 20 veces mayor comparado con el nitrato de potasio mineral.

Tabla 2. Resultados de rendimiento y resultados financieros para el agricultor.

*Sólo se incluye los costos del fertilizante (incluyendo aplicaciones postcosecha). No se incluye el beneficio del ahorro en costos de mano de obra por la mayor facilidad de preparación de las soluciones fertilizantes.

Figura 2. Efecto positivo de la aplicación de Ultrasol® Vegetativo 8,4-10-22-9,3 (MgO) y Ultrasol® Generativo 3-7-33-8 (MgO)  (izquierda) en 2019 sobre la brotación avanzada, en comparación con la práctica de los agricultores (derecha), a finales de febrero 2019.

Figura 3. Evaluación pre-cosecha, Juan P. Berríos (izquierda) y Juan Palma Mendoza (derecha), mayo 2019. En el sector SQM (izquierda), mayor cantidad de racimos, con frutos más grandes y coloración más temprana comparado con el testigo de los agricultores.

¿Qué sigue?

Los resultados del ensayo se difundieron a través de varios medios de comunicación, por ej., se prepararon videos para la promoción de las fórmulas para uvas Ultrasol® Special. Finalmente, se organizó un seminario para difundir estos resultados a los Gerentes de Producción y asesores importantes de las principales empresas agrícolas y de exportación de uva fresca de México a Estados Unidos.
El ensayo también arrojó datos importantes para la calibración de la aplicación CalQ Open Field para el cultivo de uvas, y se están realizando capacitaciones a los agrónomos de SQM por parte de Juan Palma Mendoza en todo el mundo. 

Artículos Relacionados